CONTACTA CON NOSOTROS

La Orden de los Pobres Caballeros de Cristo – Milicia del Temple, es un instituto totalmente nuevo dentro de la Iglesia Católica, aunque inspirado en la antigua Orden.

1º.- No reivindica ninguna sucesión histórico – jurídica con la antigua Orden del Temple abolida en 1314, como lo hacen otras asociaciones autodenominadas “templarias”, que no es otra cosa que una total falsedad.

2º.- No tiene nada que ver con las creencias esotéricas de todas y cada una de estas asociaciones.

3º.- La Santa Sede ha prohibido a la Milicia del Temple tener contactos con este tipo de asociaciones.

Aprobada por la Santa Iglesia Católica, l a Milicia del Temple – Pobres Caballeros de Cristo, se complace en recibir a hombres y mujeres católicos. Por tal motivo, pedimos que cuando se pongan con nosotros en contacto por primera vez, incluyan los siguientes detalles: Su nombre y apellidos, localidad y provincia donde residen, parroquia a la que pertenecen, edad, si conoce a algún caballero o dama personalmente y si no, como se enteró de nosotros. No buscamos en este primer contacto una biografía completa, pero si un pequeño perfil a través del cual comenzar el proceso para tener en consideración su petición de unirse a nosotros.

Nuestra dirección de contacto es: infomilitiatempli@gmail.com

domingo, 30 de agosto de 2015


EL CRISTIANISMO EN CHINA RESISTE


La «revolución de las cruces» de China


     La llaman el "Jerusalén de China" por sus numerosas iglesias, la insignia principal de la ciudad oriental de Wenzhou, donde desde hace meses la comunidad cristiana, asesorada por algunos abogados, combate con inusual determinación la demolición de las cruces de los templos por parte del gobierno. Informa Paloma Almoguera/Efe.

     A medida que las autoridades las derriba, "reaparecen" en otros lugares. Pintadas en las camisetas blancas de los ciudadanos, colgadas de los coches, de las puertas de las casas. En las cimas de colinas.

     Siempre en rojo y en gran tamaño, reemplazando de forma simbólica a las más de 1.500 cruces que las autoridades chinas han retirado desde julio de las iglesias de Wenzhou y de otros puntos de la provincia de Zhejiang, centro del cristianismo en China desde la llegada de misioneros occidentales en el siglo XIX.

     "La resistencia está más extendida ahora que antes, y es mucho más difícil de suprimir", asegura un pastor de Wenzhou a la página web China Change.org, y explica que, aunque antes se hallaba sólo en las iglesias, ahora se puede ver en muchos otros estratos de la sociedad, desde intelectuales a funcionarios o ricos empresarios.

     Uno de los motivos de la escalada en la respuesta social es que, si bien en ocasiones anteriores, como el pasado año, el régimen comunista se centró en derribar algunas cruces tras echar abajo la imponente iglesia de Sanjiang, ahora la orden es demoler todas bajo el pretexto de una campaña de "embellecimiento" urbano.

     "Ya no consiste sólo en derribar cruces, no sólo es sobre símbolos. Quieren atacar nuestras creencias", añade el religioso bajo condición de anonimato.


     Artículo publicado en Diario La Razón, para leer más seguir enlace: Artículo completo

martes, 25 de agosto de 2015


LOS VALORES PERMANENTES DE LA LITURGIA DE LA IGLESIA


      Recomendamos la lectura de la tesis doctoral del P. Alberto Soria Jiménez, monje benedictino de la Abadía Santa Cruz del Valle de los Caídos, titulada "Los principios de interpretación del motu proprio Summorum Pontificum (Edit. Cristiandad, Madrid 2014). Y los comentarios del autor sobre la obra los dejamos a continuación. Para ver mejor la imagen pinchar sobre la misma.




sábado, 22 de agosto de 2015

UN RAP PARA DAR VOZ A LOS CRISTIANO PERSEGUIDOS
     Varios son los raperos que han participado en él y su finalidad es dar visibilidad a los miles de cristianos perseguidos por su fe, a todos nuestros hermanos en la fe que están siendo de múltiples formas, desde la discriminación hasta el genocidio perseguidos por ser CRISTIANOS. 
     El videoclip ha sido galardonado con el primer premio de la Fundación "Cari Filii 2015".

EN NUESTRO CORAZÓN LLEVAMOS ESTE ESPÍRITU DE MILITIA TEMPLI.



miércoles, 19 de agosto de 2015

Buen artículo el que dejamos a continuación publicado en Rorate Caeli: Enlace al artículo y publicación.


Esperábamos una nueva Iglesia. Por eso se pusieron a cambiar la Misa. Querían una iglesia con nuevos dogmas y una nueva moral. Ahora han tenido que retocar la Misa católica hasta el punto de reducirla a un esqueleto de sí misma.  Y a una misa esquelética corresponde un esqueleto de Iglesia, constituida por una dogmática y una moral esquelética.

Lo decíamos el mes pasado: la nueva liturgia ha pretendido saltarse dos milenios de historia cristiana, con la ilusión de remontarse a unos míticos principios del cristianismo. Los señores que hicieron la reforma postconciliar dijeron que era necesario simplificarla para sacar a la luz la noble esencialidad del rito católico. Han considerado sustancialmente negativo todo el trabajo que a lo largo de innumerables siglos ha realizado la Iglesia para que el rito católico fuera cada vez más nítido y educativo. Han suprimido cuanto han querido, considerándolo casi todo un añadido negativo, y el resultado es un esqueleto de misa. Una misa llena de vacíos y reticencias. Vacíos y silencios que fueron suplidos con la fantasía del celebrante y de los fieles. Las fantasías se han multiplicado y hay tantas como iglesias en el mundo, porque se sabe que no se puede vivir de un esqueleto: los hombres pondrán la carne de ese esqueleto, pero la carne y la sangre que le dan no son las de Dios sino las de la dictadura de la mentalidad común. De ese modo, dependiendo del momento, hemos conocido misas socialistas, misas comprometidas, misas intimistas, misas alegres, misas verborreicas, misas de curación, misas carismáticas, misas misioneras, misas veloces y todo lo que usted quiera… En resumidas cuentas, uno mismo se hace su propia misa para que se ajuste a su variante particular de cristianismo.

Empobrecida así, la Misa ya no nutre, y ha habido que recurrir a las diversas ideologías del momento para poner lo que faltaba. Al quitársele tanto de Dios,  se ha tenido que reemplazar tomando mucho del hombre para seguir considerándola útil. Es una tragedia, la pérdida del corazón católico, es decir, de la redención realizada por Cristo crucificado.

Y la tragedia se propaga a todo el organismo católico: la misa nueva, esquelética, llena de vacíos, se ha vuelto tan ambigua que produce un cristianismo esquelético, desde el dogma hasta la moral son esqueléticos; un cristianismo ambiguo.

Los sacerdotes, reducidos a celebrar un esqueleto de misa, han dejado de nutrirse y de estar defendidos por la propia misa, con lo que a su vez no pueden nutrir y defender al pueblo.

Hemos hablado de un cristianismo esquelético en sus dogmas:

¿Qué queda en la mayoría de los cristianos de hoy del dogma católico que nace de la revelación divina? Casi nada. Tal vez que Dios existe, y que al final nos salvará. No se puede negar que, de toda la Revelación, todo el el dogma, todo el catecismo no queda casi nada a la vista de la mayoría de los cristianos; pero entonces, ¿por qué se ha revelado Dios, porque ha hablado en el Antiguo y en el Nuevo Testamento, porque ha cumplido la Revelación en Jesucristo? Ciertamente no lo ha hecho para verse “simplificar” horrendamente en el cristianismo moderno.

Alguno dirá que nos olvidamos de la riqueza bíblica de la reforma litúrgica. Cierto, la Biblia se lee mucho, pero también la misa esquelética se ha impuesto a la Escritura, hasta el punto de que nunca han sido los cristianos tan ignorantes como hoy de la Historia Sagrada y de las Sagradas Escrituras. Aunque la leen en algunas ocasiones, se los ha instruido con la mentalidad de la ideología de turno, la que en ese momento servía de relleno a la misa esquelética.

Hemos hablado de un cristianismo esquelético en la moral:
¿Qué queda en la mayoría de los cristianos de hoy de la riqueza moral católica? Quizás sepan que Dios es amor, que debemos amarnos los unos a los otros, y poco más: es innegable que queda bastante poco. De la Moral Católica, de la ley y de la gracia no se sabe casi nada más. Por eso estamos tan terriblemente indefensos ante la inmoralidad que nos inunda y, sobre todo, ante la ideología de la inmoralidad, que quiere admitirlo todo con la excusa del amor. Asistiremos al cumplimento de la apostasía: se promulgarán las leyes más inmorales en medio del silencio de los católicos, con el aplauso de algunos y con la falsa prudencia de los pastores, que callarán en nombre de la libertad y del respeto humano. Más que una moral esquelética es su mismísima muerte.
Y todo empezó por el vaciamiento de la Misa, cuando se la privó de defensas dogmáticas en las palabras y los gestos.

Y el resurgir sólo se iniciará con el retorno a una misa verdadera y totalmente católica.

Los reformadores postconciliares querían un nuevo cristianismo más libre, humanamente más cautivador, y para lograrlo derribaron las murallas que protegían a la Misa, y no han querido defender el cristianismo fundado por Dios.

Es posible que Pablo VI no hubiera previsto esta tragedia. Es posible que fuera tan iluso como para reducir la simplificación y la modernización al puro lenguaje. Es posible, pero el lenguaje es contenido; y los vacíos del lenguaje son vacíos de contenido que el mundo se apresura a rellenar como le parece.


Es posible que Pablo VI no hubiera imaginado tanto, pero es indudable que hoy en día un Papa no podrá ya contener la deriva sin aceptar el martirio. En efecto: tendrá que aceptar el martirio, porque ciertamente si intenta poner remedio será objeto de los ataques del mundo, de ese mundo que se ha infiltrado en la casa de Dios. Pero si no acepta el martirio, corre el riesgo de no cumplir su misión de Papa.

martes, 18 de agosto de 2015

Son tantas las voces que se levantan denunciando la situación de nuestros hermanos en Irak y Siria y los gobiernos de los países occidentales mirando para otro lado.
Dejamos la entrevista realizada al Cardenal Fernando Filoni y publicada en el Diario la Razón.

Cardenal Fernando Filoni: «La situación de los cristianos iraquíes es crítica»

·         ENTREVISTA Cardenal Fernando Filoni / Prefecto de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos
·         Fue nuncio apostólico antes, durante y después de Hussein

 Manuel Tori.  Roma.
El cardenal Fernando Filoni (1946, Manduria, Italia) es prefecto de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, la institución que desde 1622 tiene el objetivo de propagar la fe cristiana en todo el mundo, coordinando las misiones de la Iglesia. Tras entrar en el servicio diplomático vaticano en 1981, ejerció sus funciones en Sri Lanka, Irán, Brasil, Filipinas y Jordania. Entre 2001 y 2006 fue nuncio apostólico (equivalente a embajador) en Iraq: así pues, antes, durante y después de Saddam Hussein. Hoy, 10 años más tarde, publica «La Iglesia en Iraq», un documento que recorre la historia de la presencia cristiana en Mesopotamia desde el siglo I hasta nuestros días.
–¿Cuál es la situación actual de los cristianos en Iraq?
–Es crítica, hay grupos de cristianos repartidos por todo el territorio. En el sur apenas hay, aunque quedan en Basrah. En Bagdad se hallan pocos millares, pero son muy difíciles de cuantificar. En el Kurdistán iraquí, cerca de Duhok, hay muchos cristianos, pero se encuentran muy dispersados tras ser desalojados de la cercana ciudad de Mosul, muy importante para ellos desde el punto de vista histórico y cultural. No todos los cristianos viven en las mismas condiciones, aunque muchos son refugiados. Ya no hay cristianos en países como Siria, se encuentran en territorios como Líbano y Jordania. Otros, sin embargo, sabemos que no volverán mientras que la paz no vuelva. Los que aún están en Iraq prefieren quedarse, siempre que haya paz y seguridad. Al contrario que en el pasado, no podemos hablar de una minoría cristiana consistente.
–¿Cómo se vivía en Iraq hace 10 años?

–Con Saddam Hussein, los cristianos vivían como todos los demás ciudadanos, lo cual no significa que no hubiera discriminaciones. No hablo de persecuciones, sino de actitudes excluyentes que no procedían precisamente del régimen. Se trataba de una concepción del islam, donde aquellos que no lo profesaban eran considerados infieles. En la cotidianidad, sin embargo, la convivencia era muy buena. Salvo pequeños detalles, no había grandes contrastes religiosos. Muchos cristianos contribuían a la economía. Durante el régimen de Hussein trabajaban incluso ante la presidencia del gobierno, al ser considerados personas de fiar.
Para leer la entrevista completa seguir enlace: Entrevis Cardenal Fernando Filoni

domingo, 16 de agosto de 2015

El 'Schindler judío': así rescata un empresario a niñas cristianas de las garras del Estado Islámico 

Un día viendo los informativos dijo basta. Este empresario canadiense ya ha salvado a más de 120 niñas y recauda fondos para rescatar a otras 3.000.


Numerosas niñas cristianas y yazidíes están siendo salvadas | Cordon

JAVIER LOZANO (LIBERTAD DIGITAL)  2015-08-16
El Estado Islámico arrasa allá por donde pasa. Destruye, quema, mata...Y si las víctimas son mujeres, ya sean niñas o adultas, aún puede ser peor. Ser esclava sexual. Ser violada repetidamente, decenas de veces cada día, por los yihadistas o ser vendidas al mejor postor. Incluso el grupo islamistas publica los precios a los que venden a las mujeres que capturan.
Estas mujeres son en la mayoría de los casos pertenecientes a minorías religiosas como cristianas o yazidíes, muchas de ellas niñas que no superan los diez años. Una barbarie contra la que Occidente, de momento, no quiere enfrentarse y la que mira de reojo avergonzado sabiendo que en un futuro será recordada la cobardía de una generación que no luchó contra la barbarie más absoluta.
Luchar contra la barbarie del Estado Islámico.

Sin embargo, hay personas que han decidido hacer algo aunque les hayan podido tildar de locos. Es el caso de un empresario que ha dicho basta ante el horror que llega de Siria e Irak a través de la televisión e internet. Su nombre es Steve Maman, un judío canadiense, que se ha lanzado a rescatar a niñas y mujeres esclavas del Estado Islámico sacándolas de un auténtico infierno en vida.
Este empresario cita a Óscar Schindler, el empresario que salvó a cientos de judíos de los nazis y que reflejó Steven Spielberg en La lista de Schindler, como su inspiración a la hora de jugarse todo o nada por salvar a los más débiles y olvidados.
Él era uno más de las decenas de millones de personas que veían a través de los informativos la indefensión de los cristianos ante el Estado Islámico y dijo basta. Hizo contactos en Irak para negociar la liberación de las niñas y al instante comenzó a recaudar dinero para seguir liberando a muchas más. De momento son más de 120 las niñas que ha salvado y ha logrado devolver a sus familias. Pero para Steve Maman, es una cifra muy pequeña por lo que ha abierto una web para seguir recaudando dinero y rescatar a más de 3.000 cristianas y yazidíes que actualmente son esclavas sexuales.
Para ver artículo completo seguir enlace: Artículo Libertad Digital


domingo, 9 de agosto de 2015

Los cristianos iraquíes piden protección internacional


     En dos manifestaciones, exigen que se liberen sus aldeas de la llanura de Nínive actualmente bajo control del Estado Islámico.

      Cientos de cristianos iraquíes desplazados en la región autónoma del Kurdistán pidieron este jueves protección internacional para las zonas donde habitaban, en la provincia iraquí de Nínive, actualmente bajo control de los milicianos del Estado Islámico.

     En dos manifestaciones convocadas frente a la iglesia Mar Yusef, en Ankawa, el barrio cristiano de Erbil, la capital del Kurdistán iraquí, y ante la sede de la ONU en esa ciudad, exigieron que se acelere la liberación de sus aldeas en la llanura de Nínive.

     Los fundamentalistas islámicos desplazaron de esa zona hace un año a miles de familias cristianas. “Los cristianos han sido asesinados y expulsados de sus hogares sin que hayan cometido ningún delito y en medio del silencio de un gobierno incapaz de salvar lo que resta de esas familias dentro de Irak”, se quejó Sabah Seliua, que era miembro del Consejo provincial de Nínive.

Ver noticia completa publicada en Zenit.org: Noticia Zenit
LA CULTURA HISPANA: COLEGIO CATÓLICO Y ESPAÑOL EN ARGENTINA.

    Es cierto, no es ninguna broma, se trata del Colegio Español de Nuestra Señora del Pilar y Santiago Apostol, se trata de un colegio detrás del cual está la labor del Instituto de Cultura Hispánica de San Rafael y se encuentra en Argentina, por el nombre podría interpretarse que es para españoles, no, nada más alejado, reivindica la importancia de la cultura hispana de la que están impregnados todos nuestros hermanos de hispanoámerica. Entronca a dos grandes naciones como Argentina y España, dos naciones católicas por muchos de cuyos habitantes corre la sangre española. Les dejo el enlace de esta bonita realidad:

¿Fue El Padre Pío crucificado como Jesús?
     El religioso presentó estigmas en manos, pies y costado, sangrantes a diario, durante cincuenta años consecutivos. Artículo publicado en Diario La Razón.

Por José María Zavala, historiador. 



     Por expreso deseo del Papa Francisco, el cuerpo incorrupto del Padre Pío será expuesto para todos los públicos en la Basílica de San Pedro del 8 al 14 de febrero de 2016, en pleno Año de la Misericordia. Y entre tanto, muchos se preguntarán aún en España quién era San Pío de Pietrelcina (1887-1968), tal vez el santo más venerado hoy en Italia y, desde luego, el único sacerdote estigmatizado en toda la historia de la Iglesia.
     A propósito de sus estigmas en manos, pies y costado durante cincuenta años consecutivos, sangrantes a diario, a los que el Padre Pío aludía enigmático como «el secreto del Rey», tuve el privilegio de consultar en su día los informe médicos conservados en el proceso de canonización para componer mi libro «Padre Pío» (LibrosLibres), con diez ediciones ya en España y traducciones a varios idiomas, incluido el italiano.
     Las primeras señales del prodigio aparecieron a finales de 1910, a la edad de 23 años. Lo sabemos por una carta a su entonces director espiritual, padre Benedetto, datada el 8 de septiembre del año siguiente. Pero los estigmas no se hicieron visibles hasta ocho años después, desde la tarde del 5 de agosto de 1918. Sólo la obediencia debida a su director le hizo revelar finalmente el fenómeno que tanto le avergonzaba, por considerarse indigno de llevar las mismas heridas que Jesucristo. En cuanto trascendió «el secreto del Rey» sus enemigos se apresuraron a calumniarle, aduciendo que los falsos estigmas eran producto de la histeria del fraile, cuando no fruto de la sugestión e incluso de la autolesión, unidas al fanatismo, el desequilibrio mental o la mala fe.
     Muy pronto, el convento de San Giovanni Rotondo, donde vivió el Padre Pío los últimos 52 años de su vida, se convirtió en el principal observatorio médico del planeta.
     Examen médico
     Luigi Romanelli fue el primer médico que visitó el convento para examinar al fraile en mayo y julio de 1919. En octubre, estuvo allí el doctor Giorgio Festa, que repitió la visita en julio de 1920, acompañado de Romanelli. Precisamente este último, director del hospital civil de Barletta, describía con gran precisión visual los estigmas en las manos del Padre Pío: «En las regiones palmares de ambas manos, y propiamente al nivel del tercer metacarpo, se aprecia a simple vista una pigmentación de la piel de color rojo vinoso en una superficie del tamaño de una moneda de bronce de cinco centavos en la mano derecha y de dos centavos en la mano izquierda. Los contornos aparecen con leves franjas, de forma casi circular. Observándolos con cuidado, se aprecia en esa zona de la piel un epitelio, o más bien una membrana reluciente, algo levantada en el centro... Aplicando el pulgar en la palma de la mano y el índice en el dorso, y haciendo presión, que resulta muy dolorosa, se tiene la percepción exacta del vacio existente entre ambos dedos».
     Respecto a las heridas en los pies, Romanelli anotaba en su informe: «Sobre el dorso de ambos pies se advierte una zona circular, del tamaño de una moneda de cinco centavos, recubierta también de una membrana de color rojo vivo... Tras palparla, se comprueba que la membrana es también elástica y permite apreciar el vacío subyacente. En las regiones plantares se perciben idénticas zonas y características. Comprimiéndolas al mismo tiempo, ya sea la región dorsal o plantar, se aprecia el vacío existente, así como el pie perforado».
     Tras detallar también la llaga del costado, Luigi Romanelli concluía, rotundo, su informe: «Se excluye que la etiología de las lesiones del Padre Pío sea de origen natural sino que el agente productor debiera buscarse, sin temor a equivocarnos, en lo sobrenatural, ya que el hecho constituye por sí mismo un fenómeno inexplicable sólo desde la ciencia humana».

 Artículo publicado en Diario La Razón. Para ver artículo completo seguir el enlace:  Artículo La Razón

sábado, 1 de agosto de 2015


El New York Times: «¿Es este el fin del cristianismo en Medio Oriente?»



A continuación dejamos el artículo publicado por The New York Times y el análisis que del mismo hace el Vatican Insider dedicado al exódo masivo de cristianos de Medio Oriente y la posibilidad de la desaparición de todo rastro del cristianismo de lugares donde se establecieron las primeras comunidades cristianas:

Los cristianos en Medio Oriente están «mal» o «menos mal», declaró hace algunos días el Patriarca latino Fouad Twal de Jerusalén, y añadió que la condición de los palestinos en Cisjordania es, sin duda, mejor que la que viven los cristianos en Siria y en Irak, sobre todo los que se vieron obligados a abandonar sus casas frente al avance de los milicianos del llamado Estado Islámico.

«¿Asistimos al fin del cristianismo en Medio Oriente?», se pregunta ‘The New York Times’ en su revista del domingo 26 de julio (titulada «La sombra de la muerte»).

Empezando con la historia de Diyaa y Rana, cónyuges de Qaraqosh, la localidad cristiana iraquí más grande de la Llanura de Nínive (que ocupa alrededor de 1500 millas cuadradas encerradas entre el territorio kurdo y el territorio árabe, y que fue hasta el verano pasado el ‘granero’ de Irak, debido a sus amplios cultivos de cereales, y que también era famosa por sus ganados y actividades comerciales), el reportaje hunde las raíces en los albores de la fe cristiana en aquella tierra. Y, como telón de fondo, los testimonios sobre el terror que acompaña la expansión de las milicias del EI, sobre los pozos que han sido secados (en zonas en donde las temperaturas llegan a más de 43°C), sobre las decapitaciones en masa, sobre la fuga de las personas hacia Erbil (la capital de la zona kurda, a unas 50 millas al norte).


La mayor parte de los cristianos de Irak se dicen asirios, caldeos o sirios, nombres diferentes para indicar una raíz étnica común que se fue desarrollando en los reinos mesopotámicos entre el Tigris y el Éufrates miles de años antes de Cristo. Según el historiador Eusebio, el cristianismo habría llegado a la zona durante el primer siglo, pero la tradición indica que Tomás, uno de los apóstoles, habría enviado a Tadeo, uno de los primeros que se convirtieron del hebraísmo, a predicar el Evangelio a Mesopotamia.

Para leer artículo completo seguir enlace: VATICAN INSIDER
NO SON SERES DESENCARNADOS


Cualquier iniciativa para dar visibilidad al calvario que están sufriendo nuestros hermanos perseguidos por su fe es bienvenida y esta, surgida de la diócesis francesa de Fréjus - Toulon esperamos que encuentre todo el eco posible, desde aquí, nos uniremos en oración  por nuestros hermanos y pediremos a Nuestra Señora que los tenga siempre bajo su protección.


Campanas francesas repicarán el día 15 pidiendo una oración a María por los cristianos perseguidos

La iniciativa partió de la diócesis de Fréjus-Toulon, donde uno de los obispos más activos del episcopado francés, Dominique Rey, convocó a todos los fieles diocesanos a una oración por los cristianos perseguidos el próximo 15 de agosto, festividad de la Asunción de Nuestra Señora a los Cielos.
(Cari Filii) Pero no se trata de una convocatoria privada, sino pública, y por tanto será reforzada con el tañer de las campanas de todas las iglesias de la diócesis, con un llamado a los fieles a que se concentren ante ellas para rezar por esa intención."No son seres desencarnados", proclamó monseñor Rey al lanzar la convocatoria: «Se encuentran a pocas horas de avión de aquí, en países devastados. Se llaman Samir, Sobhi, Tony, Petro, Boutros, Adib, Rima, Macha, Lama, Fadia, Rama. Son hombres, mujeres, niños, ancianos. Son rostros donde en ocasiones se lee la angustia, el miedo, la tristeza, la confianza, a veces la alegría y la esperanza. Son sollozos inacabables o carcajadas infantiles. Son seres asesinados física y moralmente. Son seres infinitamente amados por Dios».
«Bastaría un signo, una llamada firme a todos los hombres de buena voluntad», pidió el prelado: «Que el día de la Asunción, en Francia, las campanas de todas nuestras iglesias repiquen y los cristianos y todos los que lo deseen se congreguen para expresar su apoyo. Por la Paz, con el único arma del amor en las manos. Unos minutos de recogimiento y silencio».
Para ver noticia completa pinchar enlace: Publicado en InfoCatolica

ESPAÑA Y JERUSALEN



     Hay un hecho que sucedió ya hace unos años que pasó bastante desapercibido en nuestro querido y gran País, España, pero que da cuenta de nuestra historia, de nuestra tradición, el hecho se remonta a la primera visita oficial que S.M el Rey, Don Juan Carlos I realizó a Jerusalén. En esta ciudad existen dos alcaldes, uno musulmán y otro judío y lo normal, es que ambos no se junten, o mejor dicho que no se vean siquiera, las relaciones no son de lo mejor. Pues bien, con motivo de la visita de nuestro Rey, ambos alcaldes comparecieron juntos en los momentos de espera a la llegada del soberano, ante la incredulidad de los allí presentes, especialmente de los periodistas, éstos últimos le preguntaron el motivo tan excepcional que había ocurrido para que ambos aparecieran juntos, la respuesta fue clara: El que viene es NUESTRO REY y venimos a recibirle. Parece ser que desde entonces no ha habido muchas más comparecencias juntos de ambos ediles.

     Pues si, la dinastía española, representada actualmente en nuestro REY, S.M Felipe VI, es la heredera del trono de Jerusalén y actualmente S.M Felipe VI es Rey de Jerusalén. Todos sabemos que a finales del siglo XIII, Jerusalén dejó ser reino, concretamente en 1291, pero el título legítimo lo ostenta nuestro Rey, la historia es sencilla: A finales del siglo XIII cuando todavía Jerusalem era reino, María de Antioquía, nieta de Isabel I (reina de Jerusalén), y pretendiente al trono, con la aprobación del Santo Padre, vendió el título al entonces rey de Nápoles Carlos de Anjou. Desde entonces y a pesar de la desaparición del Reino, dicho título quedó vinculado al de Nápoles. Con la proclamación de Fernando el Católico como rey de Nápoles, cosa que sucederá en 1504, el título queda vinculado a la corona española y no se perderá hasta nuestros días. Con lo cual efectivamente S.M. Felipe VI ostenta el título de Rey de Jerusalen.

     Pero si los españoles tuviésemos la capacidad de ver nuestra historia tal como es, y de la tradición que atesora nuestra monarquía, nos quedaríamos asombrados, pues al título de Rey de Jerusalem, entre otros,  habría que añadirle el de emperador de Roma, sí, emperador de Roma, ya que el último emperador del Imperio Bizantino, Adrés Paleólogo, vendió su título imperial a Fernando de Aragón e Isabel de Castilla antes de su muerte, y aunque este título imperial no se ha utilizado por ningún monarca español, ahí está. Y quizás el más representativo de lo que siempre ha sido nuestra GRAN NACIÓN, es el título de REY CATÓLICO, ojalá nunca se pierda.






LOS ORÍGENES APOSTÓLICOS - PATRÍSTICOS DE LA MISA TRIDENTINA.


por Sor Maria Francesca Perillo, F.I.
(traducción del original por F.I.)

     La Misa “Tridentina” no fue inventada por San Pío V ni por el Concilio de Trento, sino que se remonta a los tiempos apostólicos. La liturgia, de hecho, no es la expresión de un sentimiento de los fieles, sino que es “la” oración oficial de la Iglesia; es Dogma rezado. Contiene algo de eterno que no está construido por manos humanas. «Ecce ego sum ​​vobiscum», dice Cristo a su Iglesia (Mt 28,20).

Introducción

     El término “Misa Tridentina” o “Misa de San Pío V” indica, por lo general, la celebración del rito de acuerdo con el llamado Vetus Ordo, es decir, anterior a la reforma litúrgica post-conciliar. Se trata de dos expresiones inadecuadas, ya que, si bien es cierto que el Papa San Pío V promulgó un Misal a continuación del Concilio de Trento, en realidad no hizo sino fijar y circunscribir cuidadosamente un ritual que ya estaba en uso en Roma desde hacía siglos. Su origen se remonta, en sus elementos esenciales, por lo menos a mil años antes, precisamente al Papa San Gregorio Magno. De este último pontífice resulta también el nombre, más correcto pero no exhaustivo, de rito gregoriano. No exhaustivo porque desde San Gregorio el Grande, como veremos, el rito se remonta a los tiempos apostólicos para finalmente enlazarse a la Última Cena y al Sacrificio cruento de Nuestro Señor Jesucristo, de los cuales cada Misa es representación constante e incruenta actualización.

     Se ha observado con razón que la Misa (así como también el antiguo Breviario) no tiene autor, ya que de una gran parte de sus textos no puede decirse cuándo hayan tenido origen ni cuándo hayan encontrado una sistematización definitiva. Cada cual, por esto, «percibía que era algo eterno y no construido por manos humanas» [1] (M. Mosebach). Es cierto, en efecto, que el Misal Romano -como afirma el beato Ildefonso Schuster- representa en su conjunto «la obra más elevada e importante de la literatura eclesiástica, la que mejor refleja la vida de la Iglesia, el poema sagrado en el que han puesto mano cielo y tierra» [2].
«Nuestro Canon -afirma Adrien Fortescue- está intacto, como todo el esquema de la Misa. Nuestro Misal sigue siendo el de san Pío V. Tenemos que agradecer que su mandato haya sido muy escrupuloso en mantener o restaurar la antigua tradición romana. En esencia, el Misal de san Pío V es el Sacramentario Gregoriano, modelado en el libro gelasiano, que a su vez depende de la colección leonina. Encontramos las oraciones de nuestro Canon en el tratado De Sacramentis, y referencias al mismo Canon en el siglo IV. Así, nuestra Misa se ​​remonta, sin cambios esenciales, a la época en la que por primera vez se desarrolló a partir de la más antigua Liturgia […] A pesar de los problemas sin resolver, a pesar de los cambios sucesivos, no existe en la cristiandad otro rito tan venerable como el nuestro» [3].
     Antes de profundizar en lo específico de la materia, nos parece oportuno recordar y reiterar algunos principios fundamentales de la sagrada Liturgia que parecen haber caído en el olvido con consecuencias lo bastante aberrantes como para reducir las sagradas Sinaxis a celebraciones «etsi Deus non daretur» [4]. Lo que significa de factola muerte de la Liturgia.
El primer principio es que la Liturgia no es, nunca ha sido ni será nunca, la expresión del sentimiento del fiel hacia su Creador. Es más bien el cumplimiento por parte del fiel de un deber suyo para con Dios, que debe expresar de acuerdo con las mismas enseñanzas divinas. Es el llamado ius divinum, a saber, el derecho de Dios a ser adorado como Él ha establecido. La Liturgia no es cualquier oración que el fiel dirige espontáneamente a Dios, sino “la” oración oficial de la Iglesia: no hay en ella nada que inventar, ni que  innovar, ni que adaptar. «La liturgia nunca es propiedad privada de nadie, ya sea del celebrante o de la comunidad» (Encíclica Ecclesia de Eucharistia, n. 52). No es «la expresión de la conciencia de una comunidad, por lo demás dispersa y cambiante» [5]. En virtud de esto, la Liturgia católica no es y no puede ser “creativa” [6]. No lo puede ser por la sencilla razón de que no es un producto humano, sino la obra de Dios, como lo ha subrayado en repetidas ocasiones el Santo Padre[7]. Es interesante observar en este sentido cómo ya en el siglo primero, la Liturgia – aunque todavía en un estado primitivo – tenía un orden propio que los cristianos consideraban  remontable al mismo Cristo. Fortescue nota que, desde su creación, la oración de los primeros cristianos nunca consistió en reuniones organizadas para su propio solaz [8]. Lo demuestra con evidencia meridiana la primera carta de san Clemente a los Corintios, que dice lo siguiente: «1. Debemos hacer con orden todo aquello que el Señor nos manda cumplir en los tiempos establecidos. 2. Él nos prescribió hacer las ofrendas y las liturgias, y no al azar o sin orden, sino en circunstancias y horas establecidas. 3. Él mismo, con su soberana voluntad, determina dónde y por quién quiere que se cumplan, para que todo lo que se hace santamente con su santa aprobación sea grato a su voluntad. 4.Los que hacen sus ofertas dentro de los tiempos establecidos son apreciados y amados. Siguen las leyes del Señor y no yerran. 5. Al sumo sacerdote le son conferidos oficios litúrgicos especiales, a los sacerdotes se les ha asignado una tarea específica y a los levitas les incumben sus propios servicios [Las Órdenes menores abolidas por Paulo VI, Ministeria quaedam]. El laico está ligado a los preceptos laicos» (Capítulo XL). Desde el primer siglo, por tanto, hay en el Culto Divino un orden bien establecido y una jerarquía que se consideran como provenientes del Señor.

     En segundo lugar, la Liturgia está anclada en la Tradición, que es fuente de la revelación al par de la Sagrada Escritura. «La Liturgia -afirma el gran liturgista dom Guéranger- es la misma Tradición en su más alto grado de poder y solemnidad»; es «el pensamiento más santo de la sabiduría de la Iglesia por el hecho de ser ejercida por la Iglesia en unión directa con Dios en la confesión (de fe), en la oración y en la alabanza». La liturgia, en otras palabras, es el dogma rezado.

     Los enemigos de la Iglesia conocen a fondo este principio. Ellos saben bien que el pueblo de Dios es instruido, en primer lugar, por y en las sagradas Sinaxis. Demolidas aquellas, se demuele la fe.
     Con visión profética dom Guéranger había comprendido que el odio hacia la Liturgia católica es un denominador común de los diversos novatores que se sucedieron en el curso de los siglos, los cuales para atacar al Dogma católico empezaron su feroz obra de destrucción partiendo de la Liturgia. «El primer carácter de la herejía antilitúrgica -escribe- es el odio de la Tradición en las fórmulas del culto divino. No se puede negar la presencia de este específico carácter en todos los herejes, desde Vigilancio hasta Calvino, y la razón es fácil de explicar. Cada sectario que quiere introducir una nueva doctrina se encuentra necesariamente en presencia de laLiturgia, que es la tradición en su máxima potencia, y no podrá encontrar reposo mientras no haya silenciado esta voz, mientras no haya arrancado estas páginas que dan refugio a la fe de los siglos pasados. De hecho, ¿de qué manera se han establecido y mantenido en las masas el luteranismo, el calvinismo, el anglicanismo? Para lograr esto no se ha debido hacer otra cosa que sustituir nuevos libros y nuevas fórmulas a los libros y a las fórmulas antiguas, y así todo fue cumplido» [9].

     La Tradición es anterior a la Sagrada Escritura y abarca un campo mucho más amplio. Se trata de una fuente de la Revelación que se distingue de las Sagradas Escrituras, fuente que merece la misma fe (así lo expresan el Concilio de Trento y el Concilio Vaticano I). San Vicente de Lerins (†ca 450) consideraba genuina tradición apostólica aquello que satisfacía contemporáneamente a las tres siguientes condiciones: quod semper, quod ab omnibus, quod ubique [10], es decir aquello que ha sido creído en todo momento, por todos los fieles y en todo lugar.
La tradición está presente en la Liturgia, que contiene las oraciones y los ritos del culto público y de los Sacramentos. No es por casualidad que ya en las primeras décadas del 400 se encontrara citada la máxima “legem credendi lex statuat supplicandi”, es decir, que la oración litúrgica (lex supplicandi) sea fuente (statuat) de cognición teológica(legem credendi).

     Esta máxima milenaria -sobre la cual volveremos- indica la vital importancia y la enorme utilidad de mantener inalterada y en uso la Liturgia tradicional, y en particular la de la Santa Misa, para salvaguardar la Fe. También indica que (y sin ánimo de agraviar la creatividad de los sacerdotes y de los fieles) la creación de nuevas liturgias puede fácilmente corromper la Fe (y de hecho la corrompe) introduciendo ritos y oraciones carentes de aquel rigor teológico que garantiza una interpretación unívoca y ortodoxa.

     En este sentido, el ostracismo al que se condena el Misal de san Pío V, síntesis y expresión de una tradición milenaria que se remonta -a través de varias etapas- a los tiempos apostólicos, constituye aún hoy un evidente signo de aquel odio a la Tradición que desde siempre ha caracterizado a la mente de lo novatores de todas las edades [11].

Para leer texto completo: Adelante la Fe